Nadie sabe,  ganadora del Premio Internacional de Narrativa de Mujeres Una Palabra Otra.

Nadie sabe gira en torno a un personaje femenino, Aira Al Zeini a la búsqueda de nombres reales para sus enigmas. “Tiene un principio y un final abiertos. Busqué voluntariamente escribir una novela llena de mezclas: idiomas, viajes y fronteras. Es una novela llena de ausencias”. Una realidad dividida en fragmentos que se desarrollan entre el El Cairo, Alejandría, Nueva York y Teenesse.

“En Nadie Sabe he querido trabajar voluntariamente desde la ambigüedad”, señala Bertrán, orillando sus propias vivencias (hija de madre austríaca, padre catalán; raíces familiares en Checoslovaquia, Francia … ) alejando obsesiones de una historia que la autora ha querido tratar de la manera menos convencional. “Me presenté al Premio de Narrativa de mujeres porque ere un premio nuevo y que no estaba arreglado de antemano”.

LEER LOS PRIMEROS CAPÍTULOS

Esta historia se basa en un hecho real: Etan Patz, un niño de seis años, desaparece en Nueva York. Una mujer y su péndulo van buscando, con esa noción reservada a los viajeros de otro siglo. En esta búsqueda inicial se imbrican otras historias y otros lugares: Nueva York y su vértigo, el Cairo que se crece en un jardín de Alejandría, un universo absolutamente contemporáneo, pintado con un estilo a veces preciso, a veces sensual, donde las relaciones se arman y se desarman. Nadie Sabe es en cierta medida el paradigma de las relaciones de nuestra época.

Comments are closed.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.